500 Empresas 2020 onda

¡Vamos de nuevo, que florezca la reinvención!

Posteado el Jueves, 14 de Enero de 2021

Desde nuestros inicios hemos tenido claro que los principios de la gestión emprendedora pueden aplicarse a cualquier industria, tamaño de empresa y sector económico. Y por ello se hace necesario que los conservemos para lograr los objetivos de crecimiento, y la adaptabilidad a los cambios y así garantizar que la empresa prospere a largo plazo. Hoy nos enfrentamos sin duda a una nueva serie de desafíos: ¿Cómo lograr superar el éxito de las anteriores innovaciones y seguir creciendo? ¿Cómo lograr que todos nuestros empleados piensen como emprendedores? Pero ante todo, ¿Cómo podemos hallar nuevas fuentes de crecimiento sostenible?

Teniendo en cuenta lo anterior, nos dimos a la tarea de experimentar rápidamente con nuevos productos y modelos de negocio, brindando nuestro apoyo a los colaboradores más creativos y disruptivos,  desarrollando la capacidad para acometer una y otra vez el proceso de innovación, gestionándolo con rigor y responsabilidad, a fin de descubrir nuevas fuentes de crecimiento y productividad, para lo cual creamos nuestro propio laboratorio de innovación al que denominamos FIDELINALAB, espacio de experimentación y co-creación con nuestros clientes emprendedores y microempresarios del país.

En FIDELINALAB hemos profundizado cómo han cambiado las necesidades actuales de los microempresarios y los retos que la nueva realidad demanda para nosotros, con el objetivo de diseñar, experimentar e implementar soluciones focalizadas siempre en la generación de valor para nuestros clientes. A la fecha, contamos con el desarrollo de un poco más de media docena de productos mínimos viables, para nuevos productos; los cuales estamos pivoteando en forma permanente con nuestros clientes, con la finalidad de llegar a atender no solo las  necesidades de financiamiento de capital de trabajo e inversión que necesitan sus negocios, sino que la creación del ecosistema nos permita resolver de una vez el rompecabezas de la demanda para cubrir otras necesidades, especialmente de las mujeres microempresarias durante todo su ciclo de vida; pasando del enfoque tradicional de venta de productos a un enfoque de oferta de valor integral.

En tal sentido en la Organización hemos asumido la responsabilidad de trabajar para que nuestros clientes tengan acceso por ejemplo, a productos de primera necesidad. Para esto hemos activado nuestro ecosistema a través de aliados, que permitirán el acceso a su catálogo por medio de una solución digital innovadora y de fácil uso, desarrollada por FUNDACIÓN DELAMUJER, con la cual tendrán a su disposición un cupo de crédito especial con tasas preferenciales. Actualmente, nos encontramos en fase piloto y esperamos en pocos días poder iniciar la masificación de la misma.

Así mismo, al entender que la información es el petróleo del siglo XXI, estratégicamente hemos desarrollado en el último año capacidades a través de nuestra unidad de analítica, que nos han permitido conocer mejor a nuestros clientes, segmentarlos, perfilar sus comportamientos y necesidades, generando insumos claves para la mejora de nuestros procesos y la evolución de nuestros productos.

Otro de nuestros grandes logros en estos momentos tan difíciles para todos, pero al mismo tiempo tan llenos de oportunidades, se deriva del hecho de haber tomado la decisión de implementar nuestra solución de Marketplace lo que nos permitirá desarrollar sinergias entre microempresarios y compradores, habilitando canales digitales y desarrollando con ellos estrategias de formación como lo hemos venido haciendo a la fecha, para explotar de la mejor manera las redes sociales y todos los canales que faciliten la promoción y venta de sus productos. Evolucionaremos al desarrollo de comunidad a través de nuestro Marketplace VOLEMOS porque sentimos que es importante más que antes, utilizar la tecnología para desarrollar relaciones entre los seres humanos. Estos espacios de conexión permitirán relacionar a personas con problemas e intereses afines, en pro de poder trabajar de manera colaborativa con el único fin de obtener un beneficio compartido.

Desde la experiencia entendemos que el mundo digital convive con un mundo analógico, lo cual nos obliga a repensar nuestra relación con los clientes. La experiencia de usuario como un elemento diferenciador y relevante para la Transformación Digital de nuestra entidad es un pilar fundamental de cara a la forma cómo nos visualizamos en una nueva realidad. El conocimiento que desarrollamos será compartido a nuestros microempresarios para que juntos podamos lograr una mejor calidad de vida para sus familias, apoyándonos de la tecnología. Se trata de facilitar la relación del cliente con la organización por el medio o dispositivo que desee (teléfono, celular, computador o tableta), y en un esquema de atención virtual o presencial, asistida, semi asistida o autogestionada; apalancar el crecimiento de su negocio a través de soluciones a la medida y apoyarlo en sus primeros pasos hacia la digitalización.

Los anteriores logros han exigido el desarrollo de una nueva capacidad organizativa: la capacidad para reescribir el ADN de la organización en respuesta a nuevos y diversos desafíos. Cuando la organización haya terminado de descubrir cómo transformarse así misma, podrá -y deberá- estar preparada para volver a hacerlo muchas otras veces en el futuro.

En los últimos meses la velocidad de la digitalización se ha acelerado notoriamente. Sin duda, algunas de las innovaciones y cambios en los hábitos derivados de la nueva realidad económica y social se mantendrán de cara al futuro. Como parte de su proceso de transformación digital, Fundación delamujer se ha focalizado en responder a las necesidades de los usuarios haciendo transparente el enlace entre el mundo analógico y el digital, abriendo así, una puerta hacia la reinvención desde su interior, al modificar y repensar la forma de hacer microfinanzas en Colombia.